Unión Española desvinculó a Fernando Díaz

 

A la directiva de Unión Española se le agotó la paciencia. Luego de una serie de malos resultados, el alto mando del conjunto de la Primera División A del fútbol profesional chileno decidió ponerle fin a su relación laboral con el entrenador Fernando Díaz.

La información fue dada a conocer la noche del sábado por el portal Prensa Fútbol, donde se indicó además que la decisión se tomó después de que la oncena ibérica sumara su quinto partido sin conocer la victoria. En ese lapso, firmó un empate y perdió cuatro veces.

“El señor Fernando Díaz ha dejado de ser director técnico del club. La decisión ha sido tomada por el directorio del club de forma consensuada y comunicada por su presidente, Santiago Perdiguero”, explicó Unión Española, un elenco con sede en Santa Laura, en un comunicado que publicó Alairelibre.

El momento de salida

Díaz fue apartado del equipo ibérico cuando éste ocupa la zona templada de la tabla que encabeza Universidad Católica (42 puntos). La Furia Roja se ubica en el noveno peldaño, tras cosechar 26 puntos en 19 jornadas.

Díaz, un timonel de 57 años, concluyó de mala forma una nueva pasantía en una dilatada carrera en el banquillo. Fue asistente de Liga Deportiva Universitaria de Quito (Ecuador, 1999-2000) y después entrenó a Deportes Puerto Montt (2001), Universidad de Concepción (2003, 2012), Cobreloa (2004), Unión Española (2005, 2018-2019), Cobresal (2006), Deportes Antofagasta (2007), Ñublense (2008-2009, 2015-2016), Universidad Católica (Ecuador, 2010), Santiago Morning (2010-2011), Club Social, Deportivo Municipal (Guatemala, 2013) y San Marcos de Arica (2014).

Ganó dos gallardetes. El primero de ellos lo conquistó como asistente técnico en la Serie A ecuatoriana durante la campaña 1999 con Liga Deportiva Universitaria de Quito. El segundo lo logró en calidad de piloto con Unión Española, cuando la llevó a ser monarca del Torneo Apertura 2005 de la Primera División A chilena.

Por: Joseph Ñambre | Twitter e Instagram: @JosephSports27

Foto: Cortesía de La Tercera

 

Escribe tu comentario aquí

comentarios