Reinaldo Rueda pone en dudad si continuidad en la Roja

El miércoles en Santiago se vivió, una vez más, una jornada tensa debido a los enfrentamientos entre civiles y agentes de seguridad. Las manifestaciones de los primeros, que han causado destrozos en espacios públicos y decenas de muertes, buscan reivindicaciones económicas para miembros de los sectores más desfavorecidos de la población.

En medio de ese contexto, y después de que los miembros de la selección de Chile decidieran no disputar un encuentro amistoso con Perú el 19 de noviembre en Lima, el director técnico de la escuadra, Reinaldo Rueda, amenazó con dejar su cargo.

Al parecer, a Rueda le disgusta el hecho de no poder trabajar con tranquilidad y, sobre todo, no cumplir con la planificación de partidos de carácter no oficial, previos al arranque de las Eliminatorias Sudamericanas rumbo a la Copa del Mundo Catar 2022. Antes de cancelar el choque contra la oncena inca, se había suspendido un tope de fogueo frente a Bolivia en Santiago.

“Yo llego y sacrifico, no convoco a los jugadores de la liga nacional para que la competencia se ponga al día, adelante una fecha. Y la liga no juega. Entonces no están para la selección ni para sus clubes”, explicó Rueda a Al Aire Libre. “Estamos perdiendo todos. Si yo vengo a trabajar en el fútbol y no hay fútbol, me tengo que ir. Esta es una situación atípica. La gran pregunta es cuándo se va a normalizar”.

Una decisión meditada

Rueda dijo que la semana pasada, justo después de que se anunció que la tropa criolla sub 23 no intervendría en un certamen relámpago en España debido a la crisis política que atraviesa la nación trasandina, meditó la posibilidad de dimitir a su puesto en La Roja, porque no le gusta recibir un sueldo sin laborar.

“Hasta ahora no he pensado en fechas. El viernes pasado sí pensé en renunciar, me calenté mucho y me entristecí porque es el futuro de Chile y son los que van a llegar con 25 o 26 años a la Copa del Mundo Catar 2022”.

Aseguró que ese grupo de jóvenes debe tener roce internacional, porque representan el relevo de la generación dorada.

“Si a esos jugadores no los maduramos, no les damos la oportunidad de proyectarse, así sea yo el entrenador u otro, estamos negándonos a nosotros mismos”.

Por: Joseph Ñambre | Twitter e Instagram: @JosephSports27

Foto: Cortesía de Al Aire Libre

Escribe tu comentario aquí

comentarios