Presidente de este grande europeo quiso asesinar al árbitro en pleno partido

La Liga griega, vive momentos cruciales tras lo ocurrido en el empate sin goles entre el PAOK Salónica FC y el AEK Atenas FC.

Cerca del final del ST, el presidente del PAOK, Ivan Savvidis, ingreso a la cancha armado para reclamar al árbitro la anulación de un gol. Tras lo ocurrido, el gobierno griego suspendió por tiempo indefinido el torneo local “hasta que un nuevo marco sea establecido, acordado por todos”, señaló el ministro de Deportes de ese país, Giorgio Vasiliadis.

Asimismo, la FIFA emitió un oficio para que intervengan el fútbol de dicho país por los hechos y como si eso no fuera suficiente, habrían colocado en riesgo la participación internacional de los equipos.

Escribe tu comentario aquí

comentarios