Paulo Díaz y River Plate se metieron en la final de la Libertadores

 

River Plate resistió los ataques de Boca Juniors y al perder el martes 1-0 en el duelo de vuelta, logró imponerse 2-1 en el marcador global de la semifinal de la Copa CONMEBOL Libertadores 2019.

El Millonario, dirigido por Marcelo Gallardo y que contó con la actuación del zaguero chileno Paulo Díaz, se instaló en su segunda Gran Final de manera consecutiva y tratará de acreditarse una nueva corona, tras obtener la cuarta en 2018, precisamente al batir a Boca, su acérrimo rival sobre el que mantuvo su paternidad.

Díaz, que recibió una tarjeta amarilla, ingresó al minuto 88 al estadio Alberto José Armando, mejor conocido como La Bombonera, en sustitución de Milton Casco y fue determinante para que La Franja no admitiera una segunda anotación en las postrimerías e hiciera valer el 2-0 conseguido en el choque de ida disputado en el campo Monumental Antonio Vespucio Liberti. Ambos escenarios están situados en Buenos Aires, Argentina.

El único tanto del cotejo lo convirtió el delantero venezolano Jan Hurtado en el minuto 80. Hurtado, que reemplazó a Ramón Ábila, se erigió como el primer jugador de su país en anidar un tanto en la máxima competición de clubes sudamericana con la franela boquense.

Reacciones

“Por los jugadores y los hinchas tengo esa felicidad que no me entra en el cuerpo de volver a dejar afuera a Boca y jugar una nueva final”, expresó el entrenador Gallardo, quien tratará de conquistar su tercer cetro continental con River Plate, a El Clarín tras el partido. “Hay que sacarse el sombrero con este equipo que tiene hambre para seguir buscando otra final, que es algo que emociona. Por ahí no tomamos en cuenta la relevancia de llegar a otra instancia decisiva nuevamente y volver a dejar a Boca afuera. Ahora buscaremos un nuevo título”.

Gustavo Alfaro, el técnico del Xeneize, indicó que la derrota resultó dolorosa y dejó abierta la posibilidad de salir de la escuadra.

“Quiero terminar con estos jugadores los partidos que nos faltan para después irme a mi casa y recuperar mi vida”, dijo Alfaro. “Me siento orgulloso de haber estado todo este tiempo en Boca. Y comparto con Carlos Tévez que es muy lindo ser hincha de Boca. No todos tienen la dignidad de aplaudir al equipo”.

Por: Joseph Ñambre | Twitter e Instagram: @JosephSports27

Foto: Cortesía de El Clarín

 

Escribe tu comentario aquí

comentarios