Mayne-Nicholls aseguró que el caso de Roberto Rojas fue una “vergüenza”

Harold Mayne-Nicholls, expresidente de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP), aseguró que el incidente protagonizado por el arquero Roberto “Condor” Rojas, quien se autocortó el rostro después de que cayera una un bengala cerca de él en un duelo entre Chile y Brasil, correspondiente a las Eliminatorias Sudamericanas rumbo al Mundial Italia 1990, fue uno de los peores episodios para el deporte criollo.

Mayne-Nicholls, actual vicepresidente ejecutivo de Colo-Colo, afirmó en una entrevista concedida a ADN Radio que ese “bochornoso espectáculo” protagonizado por Rojas, en el estadio Maracaná el 3 de septiembre de 1989, generó “la mayor vergüenza para el balompié criollo”.

“Nosotros publicamos un libro en enero del año siguiente. Yo me di cuenta que esto era todo un show. La gran mayoría acá en Chile lo seguía dudando, hasta que se supo toda la verdad y terminó siendo todo muy lamentable”, explicó Mayne-Nicholls. “Joseph Blatter (expresidente de la Federación Internacional de Fútbol Asociado-FIFA-) siempre lo consideró la mayor vergüenza deportiva de la historia. Acá el país entero estuvo respaldando esto”.

Defiende a Alfieri

Chile, que tras la mentira de Rojas quedó excluido del proceso clasificatorio a la Copa del Mundo Estados Unidos 1994, no pudo intercerder por el cancerbero que fue excluido de todas las actividades relacionadas con el balompié hasta el 2000, tras ese recordado juego en el que La Roja perdió 1-0 ante La Canariña en el coso Río de Janeiro.

Defendió al fotógrafo Bruno Alfieri, reportero de El Gráfico, porque fue el hombre que pudo demostrar la realidad de lo que pasó con un golero que se inflingió daño en su rostro con el único objetivo de que le confiscaran el partido a Brasil, para poder obtener un lauro que le diera a Chile su boleto a Italia 1990. Aseguró que Alfieri hizo que prevaleciera la verdad.

“La foto de Alfieri era demasiado categórica como para poner en duda nuestra versión. Esa foto generó el convencimiento de todo el mundo de que era imposible que la bengala golpeara a Roberto Rojas. La foto a la que me refiero es cuando está Roberto, de pie, a la entrada del área grande y la bengala a distancia. Esa foto nos convenció”.

Mayne Nicholls, autor del texto El Caso Rojas: Un Engaño Mundial, piensa que la justicia evitó que Rojas a se “saliera con la suya”, gracias a una imagen que demostraba su engaño. Agregó que el nativo nunca pudo emitir una versión convincente sobre los hechos y por eso su “trampa” fue descubierta.

“La foto de Ricardo Alfieri fue clave y también las contradicciones en las que empezó a caer Roberto. No me acuerdo exactamente de los momentos, pero empezó todo a darse vuelta. En Chile había un sentimiento en favor de Roberto, una tendencia a creerle, pero los hechos demostraban que era muy frágil. A mí me pasó que amigos de toda la vida me decían que cómo dudaba, Yo ya tenía una convicción”, señaló Mayne-Nicholls a La Tercera.

Decepción total

Para Mayne-Nicholls, periodista de profesión, la “artimaña” de Rojas fue decepcionante porque evitó que un grupo de futbolistas talentosos, incluido el propio guardavallas, brillará en el plano internacional.

“Como futbolista, Rojas fue uno de los mejores arqueros de nuestra historia. Un tipo excepcional en la cancha. Me hubiese gustado que su comportamiento y responsabilidad hubiesen sido distintos. Fue decepcionante, sobre todo para los que lo vimos crecer. Yo cubría Colo-Colo cuando él le fue quitando el puesto a un ídolo como Mario Osbén y terminó siendo el capitán de la selección. Por eso, quizás, todo resultó más doloroso”.

Por: Joseph Ñambre | Twitter e Instagram: @JosephSports27

Foto: Cortesía de ADN Radio

 

Zona de los archivos adjuntos

Escribe tu comentario aquí

comentarios