Mathías Vidangossy recordó su infortunado paso por España

Sincero y reflexivo. Así lució Mathías Vidangossy durante una entrevista concedida el jueves a Prensa Fútbol en la que recordó su infortunado paso por la liga profesional española.

Para el exvolante ofensivo de Deportes Valdivia, los problemas psicológicos y otros inconvenientes impidieron que brillara en territorio europeo, después de que mostró su talento en el Mundial Sub 20 Canadá 2007, en el que ayudó a Chile a figurar tercero.

“No fue fácil la experiencia en España sólo por el hecho de no jugar. Llegué a Villarreal (2007-2009), me mandaron a préstamo al Almería (2009), donde no trabajé, lo que fue fuerte y mucho tiempo me pesó”, explicó Vidangossy, de 33 años. “Volví a Chile y seguía con la cabeza pensando en qué pasó en España, por qué se hizo tan complicado. Hoy día, lo veo como un aprendizaje tremendo, pero su momento, siendo uno un cabro chico, fue triste”.

Tratamiento especial

Para superar la frustración que representó la pasantía por territorio ibérico, el artillero, que también lució las franelas de Ceará SC (Brasil), Jaguares de Chiapas (México) y Pumas de la UNAM (México), requirió ayuda psicológica.

“Me cuestionaba por qué no era regular, por qué no podía tener 10 partidos buenos. Conversando con Nicolás Córdova me recomendó una psicóloga que conocía y lo empezamos a hablar. De ahí salieron cosas y me di cuenta que estaba pensando en el pasado. Busqué ayuda en coaches y otros lugares hasta que empecé a encontrar resultados positivos, porque cambié mi forma de pensar”.

Libró batallas internas para poder retomar el buen nivel que alguna vez mostró en las canchas, mismo que le permitió consolidarse después en el balompié trasandino.

“Al final las presiones se las pone uno, uno permite que te afecte o no. En mi caso era una pelea interna por buscar una regularidad, si me tocaba jugar hacerlo bien y no tener miedo de no repetirlo en el próximo partido”.

Los números en la cancha

En 340 cotejos a nivel rentado, Vidangossy marcó 25 goles y repartió 45 asistencias. En el circuito de su país natal, también se atavió con los uniformes de Unión Española, Audax Italiano, Everton, Ñublense, San Luis, Deportes La Serena, Colo-Colo, Deportes Palestino y Deportes Melipilla.

En plena cuarentena por COVID-19, Vidangossy descasa en su hogar y medita lo que será su futuro. Quiere seguir vinculado al deporte, pues su principal deseo es convertirse en director técnico de nuevas promesas.

“Me llama la atención la parte formativa, creo que ahí es donde comienza todo. El haber tenido una generación dorada, es porque a lo largo de las juveniles no hay el mejor trabajo. Si no están llegando bien los jugadores, porque calidad hay, es porque algo está pasando. Esta generación marca un piso y la gente va a pedir más, hacer el reemplazo va a ser complicado. Los jugadores están pero hay que poner ojo en la formación”, concluyó.

Por: Joseph Ñambre | Twitter e Instagram: @JosephSports27

Foto: La Tercera

Escribe tu comentario aquí

comentarios