Leonardo Valencia está en el “ojo del huracán”

 

Leonardo Valencia, futbolista de Colo-Colo, está en el “ojó del huracán” porque protagonizó un episodio de violencia doméstica que lo convirtió, de inmediato, en objeto de críticas.

El portal ADN reveló que Valencia fue demandado por supuestamente agredir a su esposa Valeria Pérez, quien también denunció impagos por parte del jugador. Exige dinero para cubrir sus gastos alimenticios.

La situación, que ocurre en plena cuarentena por coronavirus, será el tema central de una reunión del directorio de Blanco y Negro. El cónclave se realizará el miércoles y se espera que se le imponga una sanción disciplinaria al deportista de 29 años.

Críticas

Paloma Norambuena, exdirectora del equipo albo, criticó la actuación del mediocampista ofensivo. Aseguró que algunas pruebas presentadas en el caso le generan malestar, al punto de que reprocha por completo la actitud del volante.

“Los audios son repudiables. Entiendo qué hay denuncia respecto a este tema. Es lamentable la situación legal sobre todo en un momento en que la sociedad está cada vez más exigente respecto a la violencia y abuso sexual”, señaló Norambuena a ADN.

La antigua dirigente del cuadro de la Primera División A chilena aseveró que todavía no hay razones para despedir a Valencia.

“No hay causales de despido por casos de violencia intrafamiliar respecto a la empresa, a lo mejor lo habrá por daño marca, pero no hay una causal específica por tener una sentencia definitiva condenatoria por violencia intrafamiliar que te puedan despedir de un trabajo”.

La recomendación

Norambuena pidió al alto mando aborigen, encabezado por Marcelo Espina (gerente deportivo), que tome acciones ejemplares en contra de Valencia, siempre y cuando se demuestre que es un verdadero agresor.

“Sería súper relevante que Colo-Colo como ente marque pauta en esto y establezca un tipo de protocolo. Es una excelente oportunidad para el club, ya que hay un vacío legal, para empezar a establecerlo”.

Comentó que en los estatutos de Colo-Colo no están contemplados varios problemas, entre ellos la violencia intrafamiliar y el abuso sexual, dos temas que -a su entender- deberían estar penados en los reglamentos para evitar que ocurran episodios de ese tipo que empañen la imagen del club.

“No hay, protocolos que sancionen, prevengan respecto de evitar casos de abusos sexuales en todos los niveles, en todas las ramas, en todas las escuelas tanto del fútbol femenino como formativo”.

Por: Joseph Ñambre | Twitter e Instagram: @JosephSports27

Foto: ADN

Escribe tu comentario aquí

comentarios