La Roja está de luto por la partida de “Paco” Molina

 

La leyenda jugará su próximo partido en la cancha del cielo. La madrugada del miércoles Francisco “Paco” Molina Simón, ídolo de Universidad Católica de Chile, murió en Antofagasta. Tenía 90 años.

Molina Simón, antiguo mediocampista y quien tras retirarse como jugador se dedicó a la dirección técnica, ayudó a la oncena religiosa a ser campeona de la Primera División A en 1961.

No nació en Chile, pero la tomó como su patria. “Paco” nació el 19 de marzo de 1930 en Suria, España, y llegó a territorio trasandino nueve años después, en compañía de sus padres, a bordo del Winnipeg, un barco atracó en el puerto de Valparaíso y en el que huyó de los estragos causados por una sangrienta guerra civil, reseñó La Tercera.

Su familia arribó a Chile gracias a la ayuda del poeta Pablo Neruda. Se instaló junto con su familia en Cerro Mariposas y obtuvo la nacionalidad en 1942.

Comenzó su carrera deportiva con el club Roberto Parra de Valparaíso y de allí saltó a Santiago Wanderers (1949-1950). Pasó por la Católica (1951,1952, 1961), Audax Italiano (1957-1958), Unión Española (1960) y Coquimbo Unido (1963-1964).

Se erigió como una de las primeras “joyas de exportación” de Chile para los circuitos extranjeros. Entre 1953 y 1957 trabajó para Atlético de Madrid de la categoría de oro española.

El cetro conquistado con los feligreses representó el último de su trayectoria a nivel de clubes. Previamente, alzó un trofeo liguero con Audax Italiano en 1957.

Con la selección criolla intervino en ocho desafíos (siete oficiales y uno amistoso). Lució franela de La Roja entre 1953 y 1959. En su año de estreno marcó ocho dianas para erigirse como máximo goleador del Campeonato Sudamericano.

Como entrenador estuvo a cargo de siete elencos entre 1963 y 1981. Fue capataz de Coquimbo Unido (1963-1964), Deportes La Serena (1965-1966), Unión Española (1966-1967), Colo-Colo (1968-1969), Deportes Antofagasta (1970-1972), O’Higgings (1980) y Everton (1981).

Su partida física causa una tristeza en los aficionados y directivos de un balompié patrio del que será una eterna referencia.

Por: Joseph Ñambre | Twitter: @JosephSports27

Foto: Cortesía de Marca.com

 

 

Escribe tu comentario aquí

comentarios