Ídolo en Málaga

El entrenador chileno Manuel Pellegrini ha sido exitoso tanto en América como en Europa.

En el primer continente ganó la Copa Chile 1995 con Universidad de Chile, la Serie A ecuatoriana de 1999 con Liga Deportiva Universitaria de Quito y los Torneos Clausura 2001 y 2003 argentinos con San Lorenzo y River Plate, respectivamente.

En el segundo, al mando de Manchester City, conquistó la Liga Premier (2013-2014) y la Copa de la Liga (2013-2014 y 2015-2016).

Pero en ninguno de los países  con los que dio la famosa “Vuelta Olímpica” le brindó un homenaje tan emotivo como el que recibió el martes en España, donde la Concejala de Deportes de Málaga, Elisa Pérez de Siles, inauguró una glorieta (rotonda ubicada en el medio de dos calles) con su nombre.

El reconocimiento lo recibió cinco años después de haber dirigido al Málaga CF (2010-2013), un modesto equipo que actualmente milita en la Segunda División de España y que durante su gestión fue contendor de la máxima categoría.

De hecho, lo llevó a participar en la Liga de Campeones de la Uefa, el evento más importante a nivel de clubes europeos, en el que alcanzó los cuartos de final en la justa 2012-2013. Esa es la mejor figuración histórica del elenco.

El actual estratega de West Ham United, conjunto inglés, no ocultó su emoción por recibir tal honor.

“Nunca ha cambiado mi cariño y mi gratitud a Málaga y también sentirme tan querido por la gente como para que mi nombre figure en una rotonda, es una felicidad enorme”, declaró Pellegrini a 24horas.cl. “”Cuesta encontrar palabras para agradecer”.

Bajo su cargo, el combinado malagueño culminó sexto en la contienda 2012-2013 de la Primera División española, después de sumar 57 puntos. Barcelona (100 unidades), Real Madrid (85), Atlético de Madrid (76), Real Sociedad (66) y Valencia (65).

Con esa ubicación, su cuadro había obtenido el derecho de disputar la Liga Europa, pero no pudo jugar el evento en la cita 2013-2014 porque la Uefa le impuso una sanción por motivos financieros.

“Todo el mundo sabe que una de mis mejores decisiones fue venir. Fueron tres años grandes en lo deportivo, pero me quedo con la parte humana. Haber perdido eso sería impagable. Esta rotonda es la unión definitiva entre Málaga y mi persona”.

Pellegrini no sólo condujo a la tropa en sus momentos de gloria, sino también la salvó del descenso en su momento, algo que no pudo repetir la escuadra, bajo la tutela de otro timonel, en el torneo 2017-2018. Su legado es inolvidable.

Por: Joseph Ñambre | Twitter: @JosephSports27

Foto: Cortesía de la cuenta de Twitter del Málaga CF

Escribe tu comentario aquí

comentarios