Fernando Riera: un pionero dentro y fuera de las cancha

 

Fernando “Tata” Riera (Santiago, 27 de junio de 1920) fue un pionero dentro y fuera de las canchas de fútbol de Chile.

Como jugador en Unión Española (1937-1939) y Universidad Católica (1939-1950). También laboró para los elencos franceses Stade de Riems (1950-1951), FC Rouen (1952, 1953-1954) y jugó para el club venezolano Deportivo Vasco (1953).

Al actuar con Riems, con el que fichó tras ganar un título de Primera División (1949) con la Católica y marcar un gol en la Copa del Mundo Brasil 1950, se convirtió en el primero en emigrar a Europa, señala el portal cruzados.cl.

Después de su segunda etapa con Rouen, se retiró y se formó como entrenador en territorio galo. El ºBelenenses portugués le dio su primera oportunidad (1954 y 1957).

Aunque no obtuvo cetros, su experiencia en el viejo continente despertó el interés de Eugenio Velasco, presidente de la Asociación Central de Fútbol chilena, quien lo colocó al frente de La Roja. Fue una jugada maestra.

El nivel de exigencia de “Tata” para sus pupilos era altísimo y, gracias a su planificación, llevó al cuadro trasandino al tercer puesto del Mundial Chile 62, su mejor figuración histórica.

“Hizo un cambio violento. Nos exigía de forma increíble (…) Fue la semilla que luego se transformó en el verdadero fútbol profesional chileno”, dijo a latercera.com José “El Negro” Sulantay, uno de sus alumnos y quien llevó al conjunto sub 20 austral a acabar tercero en la justa orbital Canadá 2007.

Al dejar la dirección del equipo nacional, asumió las riendas del SL Benfica e hizo historia al erigirse como el primer timonel nacido en estas tierras en coronarse con un conjunto europeo. Lo llevó a dominar dos ligas (1962-1963 y 1966-1967).

En 1963 estuvo a punto de lograr otra proeza: obtener la Copa de Europa (actual Liga de Campeones de la Uefa), algo que impidió el AC Milan italiano.

Su palmarés incluyó tres Copas Chile. En 1977, se la acreditó con Palestino, en 1979 con Universidad de Chile y en 1984 con Everton.

Durante su paso por “La U” tuvo entre sus discípulos a Manuel Pellegrini, quien tras abandonar el césped en 1986, se convirtió en exitoso mandamás. De hecho, lo emuló al conducir a Manchester City  a imponerse en el torneo 2013-2014 de la Liga Premier inglesa

Pellegrini considera a Viera, fallecido en 2010 a los 90 años por causa del Alzheimer, su gran mentor.

“A mí no se me pasaba ni por la mente ser entrenador, pero cuando lo tuve en la Universidad de Chile a finales de los 70, despertó en mí y en varios más esta vocación. Dejó un legado enorme, hizo escuela”, aseguró Pellegrini a marca.com, al tiempo que lo calificó como un capataz austral inigualable. “El mejor de todos es Riera. Sin dudas”, agregó.

Por: Joseph Ñambre / Twitter: @JosephSports27

Fotos: Cortesías de emol.com y conmebol.com

Escribe tu comentario aquí

comentarios