El tenis se ajustó a los cambios del coronavirus

 

El coronavirus, cuyo brote fue catalogado como pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS), no sólo cobró la vida de 5.600 personas alrededor del planeta, también impactó al movimiento del tenis, que suspendió torneos por espacio de seis semanas y reajustó su calendario, aunque eso desató una inesperada polémica.

Una de las modificaciones más importantes fue el traslado del Abierto de Francia (Roland Garros), tradicionalmente disputado entre mayo y junio de cada año, que ahora se realizaría desde finales de septiembre. A juicio de los periodistas deportivos, esto afectaría negativamente a otros certámenes de interés.

Según Emol, el Roland Garros se efectuaría entre el 20 de septiembre y el 4 de octubre, apenas días después del US Open (Abierto de Estados Unidos), que se llevaría a cabo del 24 de agosto al 13 de septiembre, siempre y cuando la cepa COVID-19 sea erradicada.

Molestia absoluta

Aunque la ATP (Asociación de Tenistas Profesionales) y la WTA (Asociación Mundial de Tenis Femenino) no se pronunciaron formalmente sobre el cambio, los organizadores del US Open sí y mediante un comunicado mostraron su disconformidad con la medida, pues consideran que les restaría importancia a ambas justas, además de generar un esfuerzo físico enorme para los atletas que no tendrían suficiente tiempo para reponerse entre un Grand Slam y otro.

“La USTA (Asociación Estadounidense de Tenis) continúa con su plan para el US Open 2020 y no es momento de implementar ningún cambio en el calendario. En un tiempo en el que el mundo camina unido, creemos que una decisión así no se puede tomar de forma unilateral, y por consiguiente la USTA solo lo haría previa consulta con los otros Grand Slams, la WTA y la ATP, la ITF y nuestros patrocinadores”, explicaron los responsables del evento norteamericano.

Laver Cup

La Laver Cup, otra justa importante y en la que tiene especial interés de participar el suizo Roger Federer, se vería perjudicada porque se realizaría del 25 al 27 de septiembre y el astro helvético cree que los deportistas de las ramas masculina y femenina declinarían la idea de actuar allí.

“En este momento queremos que nuestros aficionados, patrocinadores, televisiones, trabajadores, voluntarios, jugadores y la gran ciudad de Boston sepan que nuestra intención es que la Laver Cup se desarrolle en las fechas en las que está prevista”, comentó Federer, quien aspira a que el problema sanitario originado por el COVID-19 se termine en los próximos días.

Por: Joseph Ñambre | Twitter e Instagram: @JosephSports27

Foto: Emol

 

Escribe tu comentario aquí

comentarios