[Columna] Sin brillar se gana igUal

El equipo de Marco Antonio Figueroa no deslumbra con su fútbol, pero siguen vivos en la lucha por el Apertura.

Universidad de Chile le ganó a Unión Española en un discreto partido por parte de los azules. Los hispanos propusieron más, pero los dirigidos por el “Fantasma” anotaron los goles en momentos claves y se quedaron con los tres puntos.

La “U” lleva varios encuentros jugando a un bajo nivel, el duelo ante Lanús por la vuelta de los octavos de final de Copa Sudamericana fue distinto, pero con lo mostrado ayer en Santa Laura hace pensar que el partido ante los trasandinos fue una extraña situación en la campaña actual de los universitarios.

Pero por qué Universidad de Chile aún no se encuentra con su mejor juego si cuenta con, creo que por nombres propios, el mejor plantel del fútbol chileno. No es un misterio que los azules tienen en su plantilla jugadores que pueden ganar partidos solamente mencionando su nombre. Pero el fútbol no es así.

En este deporte se corre con la pelota y se mete en el arco, cosa que estos nombres propios no estaban haciendo bien. Quizás la metían al arco, pero no deslumbran con ella en los pies. Ahí entra el rol del entrenador, quien actúa como director de orquesta tratando de que todos hagan lo mejor posible.

Marco Antonio Figueroa ha utilizado cerca de veinte formaciones distintas desde que llegó a la “U”. No es como antes, con Sampaoli e incluso con Darío Franco, que los azules salían a la cancha y sabías de ante mano quién entraba desde el primer minuto. Ahora es un misterio, eso sí, parece que el DT está encontrando su once ideal.

Pero el misterio de saber quién es titular y quién no debería pasar a segundo plano, porque Universidad de Chile tiene jugadores para hacer dos equipos de gran nivel y temibles para cualquier adversario.

Ahora bien, todo indica que Figueroa tiene casi lista la formación o, por lo menos, la base del equipo que juega todos los fines de semana. Osvaldo González, Juan Sills y José Rojas asoman como inamovibles, pero la lesión del trasandino podría permitirle a Igor Lichnovsky utilizar esa plaza. Creo que sería la defensa ideal para la “U”.

En el medio Charles Aránguiz, Gustavo Lorenzetti, Roberto Cereceda y Sebastián Martínez, que le está ganando el puesto a Juan Rodrigo Rojas, serían los preferidos por MAF.

Mientras que en delantera el único que tendría asegurada su titularidad es Patricio Rubio, ya que Isaac Díaz podría ser reemplazado por Sebastián Ubilla. Rubén Farfán también es opción. Más atrás aparecen Juan Ignacio Duma, Luciano Civelli y César Cortés. Pero por lo mostrado en las formaciones del “Fantasma” entre esos seis jugadores están los dos acompañantes del “Pato”. Además quién sabe qué pasará cuando se recupere Enzo Gutiérrez.

Ahora quiero detenerme en el tema del arquero de Universidad de Chile. Hoy, el titular es Luis Marín, ya que Johnny Herrera seguía lesionado, pero quién sabe si el ex capitán de O’higgins le gana el puesto al ídolo azul. En el fútbol nadie tiene el lugar asegurado, o si no, pregúntenle a Iker Casillas en Real Madrid, sé que es un ejemplo un tanto alejado, pero no se distancia tanto de los hechos.

Figueroa le ha dado confianza a Marín y este le está respondiendo de buena manera.

Volvamos a los jugadores de cancha, en la banca hay un montón de millones de pesos capaces de ganar partidos por sí solos. Buenos jugadores que podrían marcar la diferencia en cualquier equipo en el que estén y que tienen suficiente talento como para haber llegado a Universidad de Chile. Por ejemplo, Ramón Fernández, hay que darle minutos, porque es uno de los mejores “10” del fútbol chileno.

Imaginando que Figueroa se decide por Farfán y Díaz para acompañar a Rubio en delantera y que Herrera recupera su puesto en el arco, un equipo de “suplentes” de la “U”, conformado por refuerzos y juveniles, quedaría de la siguiente forma: Luis Marín; Paulo Magalhaes, Albert Acevedo, Valber Huerta; Bryan Cortés, Juan Rodrigo Rojas, Ezequiel Videla, Ramón Fernández; Juan Ignacio Duma, Enzo Gutiérrez y César Cortés. Dejando fuera a Luciano Civelli y Nicolás Maturana. Equipazo.

Finalmente, hay que darle la razón a Figueroa, porque su equipo está encontrando el rumbo y sin brillar gana igual. Está logrando triunfos tranquilizadores que los meten de lleno en la lucha por el Apertura. La victoria sobre Unión Española sirve para apaciguar las aguas de aquellos que aún dicen que los azules están “quebrados”. Además, sus jugadores están subiendo el nivel y esto esperanza a cuerpo técnico como dirigentes, ya que los hinchas están felices aunque su equipo pierda, ellos sólo quieren ver a la “U”.

imagen: Cool & Art

Escribe tu comentario aquí

comentarios