[Columna] Pese al triunfo, Chile aprobó ante Egipto con apenas un 4,0

Andres Pina/Photosport
Football, Chile vs Egipto.
Hernandez/Photosport

Pese a que se ganó, la Roja regaló un tiempo ante un rival inferior y dejó dudas de cara al Mundial.

Por José Miguel González Trujillo.

La selección chilena jugó su penúltimo partido antes de emprender rumbo a la Copa del Mundo de Brasil 2014. Fue triunfo de la Roja por 3-2 sobre Egipto, sin embargo, los nacionales no mostraron su mejor juego. Jugadores que no acompañaron el esquema, errores defensivos, entre otros, definieron los dos goles de la visita.

Chile aprobó porque ganó el partido, pero de cara al Mundial deja más dudas que certezas. En este encuentro salieron relajados al campo de juego, como pensando que Egipto, porque no disputará la Copa, sería un mero trámite, pero ¡sorpresa! en pocos minutos 2-0 en contra. No son lo mismo, pero con Australia, duelo que muchos en nuestro país catalogan como el más fácil, podría dar el golpe si la Roja no se concentra desde el principio.

La nota de la Roja fue un 4,0 porque pese a que empezó mal, se supo afirmar y sacar adelante la tarea, eso sí, no dejando contento ni a jugadores ni los hinchas.

Con respecto al esquema utilizado por Sampaoli, ubicó, en el papel, a tres defensas: Gary Medel, Gonzalo Jara y Miiko Albornoz. Este último se notó incómodo, como forzadamente controlado. El chileno-sueco fue uno de los mejores de la cancha, gracias a que es un jugador aplicado, que sigue las órdenes que le dejó Sampaoli, sin embargo, cuando más natural se le vio fue cuando se lanzó al ataque, provocando peligro y demostrando su buen pie.

Continuando con el esquema, Sampaoli utiliza tres defensas y cinco volantes, de los cuales dos corren por las bandas: Mauricio Isla y Jean Beausejour. La idea del casildense es que cuando toque defender, tanto el de la Juventus como el del Wigan debían bajar a cubrir por los costados. Para el zurdo esta tarea fue complicada, ya que no le es natural jugar tan abajo en la cancha y eso se notó, perdiendo la marca varias veces teniendo que correr tras él.

En los dos goles egipcios se notó una defensa floja, como desconcentrada, sin embargo, con el correr de los minutos se pudo afirmar. Pero, sabiendo que es un amistoso y no es el Mundial, si ocurre lo mismo que pasó en el Nacional, ni España, Holanda o Australia van a perdonar, lo que sería contraproducente para Chile.

Creo que Sampaoli le “achuntó” en los cambios, tanto Mena como Fuenzalida rindieron. Pinilla, Carmona y Orellana igual cumplieron, pero su aporte fue más escaso. Cuando ingresó el lateral del Santos se produjo un amontonamiento por la izquierda, ya que estaba él, además de Albornoz y Beausejour, luego cuando salió el del Wigan por el del Cagliari se ordenó más el esquema.

En ataque Alexis Sánchez demostró una de tantas facetas que lo llevaron al Barcelona. Esta vez ofició de habilitador, siendo el gestor de los tres goles nacionales, aquellos que concretaron Marcelo Díaz y Eduardo Vargas en dos oportunidades. El ‘7’ nacional se las dio de Valdivia y le resultó perfecto para él, para Sampaoli, para la Roja y para el resultado.

Finalmente, es solo un amistoso y que fue un cable a tierra para que la Roja no pierda de vista el objetivo principal, no me cabe duda que el Mundial será distinto a lo mostrado ante Egipto, pero lo ocurrido en el Nacional no debe pasar en tierra brasileñas.

Escribe tu comentario aquí

comentarios