[Columna] Este viernes jugamos todos…

ChilevsBolivia65_zps59743ec8

Porque creemos, porque queremos y porque podemos.

La selección chilena jugará el viernes el partido más importante de las Clasificatorias. Con la ilusión y la fe intacta, los dirigidos por Sampaoli deberán enfrentar a Colombia en un encuentro que podría dejar a los nacionales con el cupo asegurado en Brasil 2014.

Pero pese a que son once los que entran en la cancha, este viernes jugamos todos. Porque el apoyo es importante y la selección lo necesita. Ellos saben que detrás de cada balón, detrás de cada jugada hay millones de hinchas que quieren clasificar tanto como los propios jugadores.

No solo es un simple partido, es la ilusión de ver a Chile en lo más alto. Codeándose con los mejores, faltándole el respeto a los que siempre nos han pasado por delante. Es el sueño mundialista, que está vivo más que nunca en la mente de todos y cada uno de los chilenos.

Este viernes dejarán la vida en la cancha, porque quieren estar en Brasil 2014. Porque saben la oportunidad que es jugar un Mundial y saben que está cada vez más cerca.

Alguna vez esta ilusión estuvo más alejada, pero con la llegada de Sampaoli hasta el más incrédulo comenzó a creer y quien no confiaba en el casildense comenzó a rendirle homenaje. Porque esta selección no es la típica chilena de antaño, esta muerde y deja heridas a los rivales. Esta sale a jugar de igual a igual con los mejores del mundo, porque en nuestras filas también están los mejores.

Bravo, Herrera, Toselli, Isla, Medel, González, Mena, Jara, Pizarro, Díaz, Vidal, Vargas, Sánchez, Beausejour, Gutiérrez, Carmona, Valdivia, Suazo, Silva, Fernández, Rabello, Pinilla, Fernandes, Rojas y Aránguiz son nombres propios que llevan en la espalda el sueño de millones de compatriotas que el viernes van a paralizar sus actividades para verlos jugar y, si todo sale bien, celebrar.

El infortunio es parte del folclore nacional, pero para romper los esquemas es que está hecho el hombre. Para quebrantar los records del destino y sacar adelante aquellas tareas que alguna vez fueron impensadas. Nada es imposible, si se lucha se puede conseguir y esta selección nunca ha dejado de dar la pelea.

Es un orgullo y un gusto ver jugar a la Roja, un fútbol atractivo y que crea peligro en el área rival. Más que una selección parece un equipo hecho y derecho. Ahora viene Colombia, un rival igual de difícil como Chile, pero tenemos las armas y el ataque para ser de la guerra en Barranquilla una fiesta a la chilena.

Porque el viernes queremos que sea una fiesta, tenemos que cantar el himno nacional donde quiera que estemos, con la mano en el corazón y los ojos mirando el partido que podría cambiar la historia. Sentir cada jugada y estar con la moral en alto pase lo que pase, porque el orgullo de ver a nuestra selección no lo quita nadie.

Como dijo alguna vez el gran Luis Bonini: “¡Chupete y la concha de tu hermana! ¡Te quiero ver, papá, te quiero ver!”, así te queremos Chile, así te queremos. Chile puede y podemos, eso sí, a no confiarse, pero tampoco a dejar de soñar.

¡Viva Chile mierda! Porque este viernes no están solos allá en Colombia, porque este viernes jugamos todos…

Escribe tu comentario aquí

comentarios