Christian Garín conserva un meteórico ascenso  

 

La reciente consagración de Christian Garín en el Abierto 250 de Houston, un evento avalado por la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP), sólo confirmó que el chileno mantiene un meteórico ascenso en una carrera que, apenas, comienza.

Según Matías Harz, periodista de Emol.com, Garín, de 22 años, escaló más de 300 puestos en la clasificación mundial de la ATP para instalarse, luego de la actualización publicada el lunes, en el Top 50 a nivel de sencillos. Actualmente, se ubica en el escalafón 47.

Alcanzó ese lugar después de haber figurado en la posición 373 del orbe el 15 de enero de 2018, algo que demuestra que en las últimas dos campañas se ha erigido como el exponente latinoamericano más consistente.

Garín, quien muestra su mejor nivel en canchas de arcilla e integra el equipo de Copa Davis de Chile, tomó una decisión trascendental en su trayectoria cuando dejó al entrenador Horacio Matta y se colocó a las órdenes del preparador Andrés Schneiter a mediados de 2018.

El cambio lo favoreció. No sólo mejor sus forma de ejecutar golpes, sino también su estatus en el circuito que aglutina a las raquetas más importantes del orbe. Con Schneiter como capataz ganó tres cetros en justas tipo Challenger y se coló al grupo de los 100 mejores.

Su consagración el evento de Houston, escenificado en Estados Unidos sobre un rectángulo de polvo de ladrillo, no sólo lo impulsó al top 50, sino también acabó con una sequía de 10 años sin trofeos ATP 250 para atletas transandinos.

Alzó el trofeo gracias a los consejos de su coach actual: Paul Capdeville, a quien agradeció por su apoyo incondicional en un gesto que reflejó su gran humildad.

“Muchos años buscándola y no me cansé de intentarlo. Gracias @PaulCapdeville por esta semana inolvidable. Gracias Houston”, comentó Garín en su cuenta de Twitter (@Garin_Cris).

Por: Joseph Ñambre | Twitter e Instagram: @JosephSports27

Foto: Cortesía de Christian Garín

Escribe tu comentario aquí

comentarios